, ,

Consumo de vino ecológico se convierte en un referente para el turismo en España



La diversidad en la producción de vinos alcanza niveles elevados en España, ubicando al país como un referente a nivel mundial en vinos orgánicos por delante de Italia y Francia. Dentro de este mercado está el cultivo de vid ecológica, que poco a poco toma su auge cada año. 

Una mirada por el planeta y su preservación, es lo que se propone a través de una producción de un vino ecológico, como una idea para promover el consumo de alimentos en pro del desarrollo sostenible, y en esta oportunidad, el vino no podrá estar al margen por mucho tiempo.

Realmente es un reto, y aunque pudiera ser lento, la idea central es que las personas lo entiendan y al momento de visitar cualquier localidad de España, estén atentos a consumir un vino ecológico, sin excesos de químico que por lo general viene contenido en cualquier bebida comercial. 

Este es un momento en el que la producción vitivinícola tiene una orientación que exige un mejor conocimiento sobre este nicho de mercado, que con el pasar del tiempo va tomando mayor presencia, además de dar respuestas a esas inquietudes eco-sostenibles que surgen desde los consumidores más conscientes, quienes están buscando productos que sean más saludables y por consiguiente, respeten el medio ambiente.

Mercado en crecimiento

Más de una cuarta parte de la oferta de vino ecológico del mundo, se produce en España.  Esto lo ubica como el mayor exportador de vino por volumen, alcanzando el tercer lugar por su valor, además de producir más de una cuarta parte de la oferta de vino ecológico del mundo.

En un estudio reciente de IWSR Drinks Market Analysis, señala que en 2022 habrá un consumo de más de mil millones de botellas de vino ecológico, y 87.5 millones de cajas, a en el mundo.

La cantidad de viñas que cada año se incrementan en el país vasco, ha generado un mayor despliegue de establecimientos dedicados a ofrecer el vino ecológico como una bebida obligada en la mesa de cualquier tertulia, desde bodegas a tiendas, restaurantes que están especializados en vinos; colocan el acento en el enoturismo como una ruta que exalta la producción de esta bebida.

Estos espacios, como bodegas y restaurantes, están aplicando algunas medidas que son más o menos radicales en función de contrarrestar los efectos que surgen del cambio climático, que también amenaza con causar daños en la acidez de los vinos.

Tal situación, ha llevado a algunos viñedos a iniciar planes para el desarrollo sostenible con diferentes formas de plantación de viñas en otras latitudes, con el fin de experimentar a través de otras variedades que pudieron mostrar dificultades para madurar, y que en este momento salvar algunos vinos que pudieran estar en riesgos.  

Desde los inicios de la década de los años 90, España se catapultó con el cultivo de vino ecológico, y este cultivo se quintuplicó con las más de 100 mil hectáreas que siguen produciendo los más exquisitos vinos, uvas ecológicas y uvas biodinámicas del mundo. En la actualidad la cifra de bodegas instaladas supera las mil bodegas ecológicas en este país.  

A través del turismo enológico, puedes vivir la experiencia de visitar las famosas bodegas en las que tendrás la oportunidad de conocer cómo se elabora el vino y esto te permitirá degustar cada preparación por más compleja que pueda resultar.

¿Sueñas con visitar España y probar su oferta de vinos ecológicos? Conoce un poco más de estos lugares que enamoran y recibe la mejor orientación para que viajes sin inconvenientes, visita Seguro Para Viaje

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario