¡Conoce la historia detrás del Día de San Valentín!

¡Continúamos en el mes del amor! Y entre tanta alegría y celebración, pocos hemos tenido la oportunidad de sentarnos a pensar en el origen del Día de San Valentín. Esta fecha tan especial que nos permite gritar a los cuatro vientos cuánto amamos a las personas que nos rodean y que nos da la excusa perfecta para dar el gran paso con la persona que tanto nos enamora tiene un origen particular que te contaremos en este artículo.

San Valentín en el cristianismo

Al leer “San”, puedes intuir que se trata de una fiesta vinculada a algún tipo de fé. En este caso, se trata del cristianismo que ha conseguido brindarnos parte de las fiestas que más disfrutamos en todo el año. 

La teoría cristiana dicta que el Papa Gelasio I a asoció la fiesta de San Valentín con las antiguas fiestas paganas celebradas con el motivo de la fertilidad. Estas fiestas guardaban cierta relación con la Lupercalia, una celebración que la iglesia cristiana intentó erradicar a través de San Valentín. 

Según cuenta la historia, Rómulo y Remo fueron dos bebés abandonados en el Monte Palatino. Los gemelos fueron recogidos por una loba que, al estar recién parida, los adoptó como parte de su manada, los amamantó y cuidó de ellos hasta que crecieron y decidieron fundar la ciudad de Roma.

En honor a la loba que crió a Rómulo y Remo, cada 14 de febrero se celebraba en Roma la fiesta de Lupercalia, durante esta fiesta se llegaba a azotar mujeres para incentivar la fertilidad. En vista del descontrol, el papa Gelasio I decidió que esta fecha sería la celebración del Día de San Valentín, un sacerdote que había sido martirizado por el imperio romano bajo el mandato de Claudio el Cruel en el año 270 a. C. 

Entonces, ¿por qué celebramos el amor romántico?

Seguramente estabas esperando una historia de amor; pero la verdad es que el amor romántico solo es asociado a San Valentín por esta segunda versión de la historia:

Se dice que San Valentín fue un sacerdote que se dedicó a unir en matrimonio a los soldados con sus esposas, aún cuando el cristianismo había sido prohibido por Claudio II. Cuando el emperador se enteró, llamó al sacerdote con la intención de reprenderlo, pero otros comandantes del ejército lo convencieron de que debía dictarle una sentencia mucho más contundente, así que le ordenó la pena de muerte. 

Durante el tiempo que estuvo encarcelado, Valentín tuvo la oportunidad de conocer a la hija de su carcelero que era ciega y, a través de oraciones a Dios logró otorgarle el don de la vista. Otras versiones dicen que el santo llegó a enamorarse de la joven y que, de camino a cumplir con su sentencia, le entregó un papel que decía “tu Valentín”; según la historia, fue esa la primera vez que la joven pudo ver.

Geoffrey Chaucer y su parlamento de los pájaros 

A pesar de toda la carga religiosa que tiene el día de San Valentín, fue en el año 1382 cuando el escritor inglés Geoffrey Chaucer se refirió a este día como un día de celebración para los enamorados en su “Parlamento de los pájaros”. A partir de este poema, los escritores (personas influyentes para la época) comenzaron a hacer guiños sobre la fecha en sus obras.

Para el año 1410, el rey Carlos VI de Francia creó la “Corte del Amor”, utilizada para celebrar los domingos de cada mes y el Día de San Valentín una serie de actividades para que los participantes tuvieran la oportunidad de impresionar y cortejar a las doncellas. Finalmente, a partir del siglo XV la celebración se hizo popular en países como Francia y Gran Bretaña hasta propagarse a través de toda Europa y llegar a otros continentes. 

¿Habrías imaginado que esta era la historia del día favorito de los enamorados? Impresiona a tu pareja con esta historia increíble y celebren por todo lo alto el Día de San Valentín, ¡les deseamos éxitos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario