Entradas

Telemedicina: la mejor opción en tiempos de cuarentena

El coronavirus ha hecho que todos los sectores laborales migren momentáneamente a nuevas formas de aplicación y desarrollo. La medicina, por ejemplo, ha sido la precursora de la adaptación multiplataforma del trabajo en tiempos de crisis; esto es sorprendente en vista de que es también uno de los sectores que más requieren de contacto físico con los usuarios. Entonces, ¿cómo?

Pues, muchos médicos han adoptado la modalidad de la telemedicina para continuar con su trabajo y que los pacientes no se vean afectados por las restricciones de movilidad y servicio que han aplicado muchos países frente al coronavirus.

Como es de esperarse, esta modalidad de trabajo tiene sus condiciones, pero sí que es posible atender las necesidades de los pacientes sin que ninguna de las partes involucradas se vean afectadas por el COVID-19. Si quieres saber cómo, continúa leyendo.

¿De qué se trata la telemedicina?

El concepto de “telemedicina” surgió con el desarrollo de la tecnología en los años 70, cuando los cuidados de salud buscaron romper las barreras geográficas para mejorar a la accesibilidad de los pacientes. Además, este cambio en la forma convencional de aplicar la medicina, también sería de provecho para todas las personas que residían en las zonas rurales y países de desarrollo.

En esencia, “telemedicina” es sinónimo de medicina a distancia en todas sus posibilidades (diagnóstico, tratamiento…) a través de distintas herramientas tecnológicas que sirven para ahorrar tiempo, costo y esfuerzo de parte del médico y del paciente. 

La OMS define la telemedicina como “aportar servicios de salud donde la distancia es un factor crítico, por cualquier profesional de la salud, usando las nuevas tecnologías de comunicación para el intercambio válido de información en el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de enfermedades o lesiones, investigaciones y evaluación, además de educación continuada de los proveedores de salud, todo con el interés de mejorar la salud de los individuos y sus comunidades”. 

Sin embargo, para el año 2005 ya se habían sumado unas 49 definiciones a este primer concepto. Hoy en día podemos entender este fenómeno como el conjunto entre la informática médica, la salud pública y el interés comercial. 

Utilidad de la telemedicina y su impacto ante el COVID-19

La utilidad de la telemedicina se demuestra en distintos ámbitos, aún así, en los que más destaca la influencia de la tecnología es en los beneficios socioeconómicos para los pacientes, pues las citas médicas suelen ser menos costosas; por otro lado, para los profesionales también genera grandes beneficios al tener la oportunidad de atender a una mayor cantidad de pacientes sin necesidad de invertir grandes sumas de dinero en implementos médicos que son exigidos en los centros de salud.

Beneficios de la telemedicina

La adaptación de la medicina al mundo tecnológico ha sido capaz de generar un sinfín de beneficios para los pacientes, entre ellos:

  • Reducción de las desigualdades por accesibilidad
  • Diagnósticos y tratamientos más rápidos
  • Prosecución de los casos
  • Disminución de gastos en traslados

Por otro lado, para los médicos ha generado beneficios como:

  • Mejor manejo de la incertidumbre en los pacientes que viven en espacios rurales
  • Mayor confianza de parte de los pacientes
  • Mejor imagen, al mostrarse dispuesto a atender a los pacientes incluso en la distancia
  • Acceso a información de los pacientes y rapidez para compartirla

¿Qué puede lograr la telemedicina?

Es importante aclarar que el uso de la telemedicina no debe ser, necesariamente, en tiempo real. Teniendo esto en cuenta, podemos resaltar su uso en:

  • Procesos asistenciales a través de teleconsulta (radiología, telederma, retinografías, psiquiatría y monitorización)
  • Continuidad asistencial a través de información analítica e historia médica en la nube compartida con otros especialistas
  • Información a usuarios, acceso a documentos y consultoría electrónica
  • Formación de profesionales y profundización en las distintas especialidades

Con esta información, puedes deducir que la telemedicina que hasta ahora había estado en desarrollo, eventualmente se convertirá en una de las formas más inteligentes de atender las necesidades de los pacientes que no requieran ser ingresados en un centro de salud para tratar sus enfermedades. Especialmente ahora, con el auge del COVID-19 alrededor del mundo, esta forma de aplicación de la medicina no solo es la más prudente sino que también es la más responsable para evitar la propagación de la pandemia.

¡#QuédateEnCasa y consulta a tu médico a través de tu computadora!

La Telemedicina y sus Beneficios

Una asistencia médica de viaje, es un servicio complementario de salud adquirido por todas aquellas personas que salen de su país residente por motivos de diferentes índoles y necesitan un servicio de salud que los proteja ante cualquier eventualidad.

Las compañías proveedoras se deben especializar en brindar un servicio óptimo y de calidad en todo momento que el viajero lo requiera, por lo que deben adaptarse a los medios necesarios y encontrar en las nuevas tecnologías de la comunicación, herramientas útiles para la correcta prestación de su servicio.

La Telemedicina es una opción de consulta perfecta para el viajero, ya que puede tener siempre a la mano un profesional de la salud sin tener que realizar desplazamientos tediosos; pero esta no es la única ventaja con la que cuenta:

Traveler Assistance y Seguro para viaje, como empresas prestadoras de servicio de asistencia al viajero, promueven la Telemedicina como una herramienta al servicio del usuario y en pro de su bienestar. Se enfatiza en eliminar las barreras que el idioma pone al viajero al momento de encontrarse en un territorio ajeno al suyo, brindando atención médica en idioma nativo. Por otro lado las recetas médicas en caso de ser necesarias, se entregan en el idioma local, facilitando al paciente su uso.

El diagnóstico inmediato es una de las principales ventajas con las que cuenta la telemedicina, muchas veces un paciente se dirige a un centro médico para saber su condición de salud, y de acuerdo al tipo de complicación puede ser remitido a un lugar más apropiado para el tratamiento necesario.

De esta manera tanto el paciente como el médico pierden tiempo valioso que puede afectar el bienestar del primero en mención; la telemedicina permite que el paciente sea valorado sin necesidad de recurrir a un consultorio, proporcionando al médico la información necesaria para tomar decisiones inmediatas, ahorrando tiempo valioso en desplazamientos innecesarios.

El monitoreo constante a los pacientes por parte de profesionales de la salud y el equipo de Customer Experience and Travel Support, es otra de las principales ventajas de este servicio, ya que es posible realizar una supervisión continua a la evolución de su condición sin tener que recurrir a un centro médico.

Telemedicina, qué es y cómo funciona

Según un estudio realizado por Cisco, uno de los mayores fabricantes de equipos de redes, se estima que alrededor del 70% de la población mundial tendrá un dispositivo móvil para el año 2020, el acceso a internet es cada vez más amplio y por consecuencia, las personas se encuentran cada vez más conectadas entre si, aunque la distancia los separe. Gracias a internet y los Smartphones, se han creado diferentes aplicaciones de mensajería instantánea como por ejemplo Whatsapp, que cuenta con millones de usuarios activos que la usan para conversar cotidianamente con sus amigos o familia.

 

Por otro lado, la medicina y el servicio de salud en general ha sido desde siempre una ocupación que se presta de manera presencial a los pacientes, en un consultorio o a domicilio. Uno de los mayores inconvenientes que tiene esta forma de operación es que ya sea el paciente quien se desplace hasta el centro de salud, o el médico hasta el domicilio del usuario, tardarán un tiempo prudencial, que acompañado de factores externos como tráfico o tiempos de espera en una sala, solo prolongarán más la atención necesaria de parte de un paciente.

 

Una alternativa que esta tomando cada vez más fuerza en el mundo para agilizar la atención al usuario y promover su salud y bienestar, es la Telemedicina. La unión entre las nuevas tecnologías de la comunicación (TIC) y la medicina tradicional, que pretende optimizar tiempos en la atención médica primaria.

 

La Telemedicina no solo rompe las barreras de la distancia, también ayuda a reducir los costos, mejora la aplicación de diagnósticos y agiliza los pasos y tratamientos a seguir según el caso.

 

En el tema de las asistencias médicas de viaje, se toma en cuenta que al encontrarse en un país extranjero, es un poco más difícil para el viajero movilizarse, muchas veces las incidencias no tienen la gravedad necesaria para acudir a una sala de espera en un hospital o centro médico.

Lo ideal para las empresas de asistencia es que la persona disfrute su viaje al máximo mientras velan por su salud, esto incluye evitar que su estadía se eche a perder por un imprevisto menor y horas de traslados y esperas en un hospital por un tratamiento que puede ser brindado vía telefónica, chat o videollamada.

Seguroparaviaje, como empresa de asistencia al viajero, ha incluido la Telemedicina a sus canales de atención para brindar un servicio óptimo a sus pacientes. Con ayuda de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp y un equipo profesional disponible las 24 horas del día, el paciente recibe atención oportuna y en su idioma sin importar en que parte del mundo se encuentre.

 

La aplicación de la Telemedicina es una alternativa que cada vez se utiliza más, para el beneficio tanto del equipo médico profesional como del usuario. tomando como base el bienestar y la rápida atención.