10 obras de arte que podrás ver al visitar el territorio Schengen

El territorio Schengen se caracteriza, entre otras cosas, por estar compuesto por países famosos por sus manifestaciones culturales y artísticas; una característica propia de los países europeos que han sido cuna de la obra de grandes artistas como El Greco o Velázquez. En este artículo te invitamos a conocer el territorio a través de las obras de arte más importantes de diez de los países pertenecientes al espacio Schengen.

El caminante sobre el mar de nubes, Caspar David Friedrich – Alemania

Esta es una de las obras más importantes del romanticismo, fue realizada por el pintor alemán Caspar David Friedrich, considerado uno de los más destacados de su época. 

“El caminante sobre el mar de nubes” data del año 1818 y es una obra en la que predomina la corriente característica del pintor, el paisajismo; sin embargo, en medio del paisaje se encuentra la figura de un hombre de espaldas, muy bien plantado sobre sus pies, que ve hacia el mar de nubes y sostiene un bastón.

Esta obra está ubicada en el Kunsthalle de Hamburgo, un museo que resguarda una cantidad importante de obras del siglo XIX. 

“El caminante sobre el mar de nubes”, Caspar David Friedrich

1818

74,8 x 94,8cm 

Óleo sobre lienzo

El beso, Gustav Klimt – Austria 

Esta obra es, probablemente, la más conocida del pintor austriaco Gustav Klimt y corresponde a la corriente del simbolismo. La obra está compuesta por por decoraciones y mosaicos sobre un vistoso fondo dorado.

En “El Beso” se aprecia la representación de la intimidad de una pareja al borde de un trozo de prado florido lleno de colores. La mujer viste un vestido largo decorado con flores redondeadas, su cabello también está cubierto de flores por encima de su peinado, mientras que su cuello parece llevar un collar igual de florido. Por otro lado, el hombre viste una especie de túnica con rectángulos blancos, negros y marronados que hacen juego con los tonos del resto de la pintura; en su cabeza lleva una corona de vides.

La pieza está ubicada en el Österreichische Galerie Belvedere (la Galería de Belvedere), en Viena. 

“El beso”, Gustav Klimt

1907 – 1908

180 x 180cm 

Óleo sobre tela La Sirenita,

Edvard Eriksen – Dinamarca

Esta estatua llamativa y bien cuidada fue realizada por Edvard Eriksen bajo la orden del empresario cervecero Carl Jacobsen para ser donada a la ciudad de Copenhague.

Con la escultura, el empresario Jacobsen pretendía homenajear a la bailarina Ellen Price, quien había cosechado un gran triunfo por su papel en un ballet basado en la obra “La Sirenita”. Para esto, el escultor Eriksen esperaba que la bailarina aceptara posar desnuda para él; ante su negativa, se apoyó en su esposa para conseguir formular en bronce el cuerpo de la bailarina. Sin embargo, la cabeza y el rostro de la escultura sí son fieles a la fisionomía de Ellen. 

La escultura de “La Sirenita” se encuentra ubicada en Langelinie, 2100, Copenhague.

“La Sirenita”, Edvard Eriksen

1913

1,25m

Bronce fundido

El Guernica, Pablo Picasso – España

“El Guernica” de Pablo Picasso es uno de sus cuadros más famosos y hace referencia al bombardeo de Guernica, uno de los eventos más trágicos durante la Guerra Civil Española.

Para 1940 se había instaurado en régimen militar de Franco, así que Picasso optó porque su cuadro fuese custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Para el año 1981 el cuadro ya había vuelto en España y fue expuesto por primera vez desde su regreso en el Casón del Buen Retiro. Este cuadro representa uno de los más resaltantes del arte del siglo XX por su interpretación que, más allá de sus figuras y el contexto político en el que fue creado, expone lo que las guerras pueden hacer sobre lo s seres humanos.

Para el día de hoy, “El Guernica” se encuentra en exposición permanente en el Museo Reina Sofía de Madrid.

“El Guernica”, Pablo Picasso

1937

776,6 x 349,3cm

Óleo sobre lienzo

Impresión, sol naciente, Claude Monet – Francia

Este cuadro le concede su nombre al movimiento impresionista y es el punto de partida de esta corriente artística. Hecho por el pintor Claude Monet en el año 1872.

En el cuadro se plasma el puerto de Le Havre, lugar en el que el pintor pasó gran parte de su vida. Un dato sumamente curioso sobre esta pintura es que fue robada en el año 1985 y estuvo extraviada durante cinco años; en el año 1990 fue recuperada y desde entonces es custodiada con muchísima más atención. 

El Museo Marmottan-Monet en Francia es el encargado de exhibir esta obra y cuidarla.

“Impresión, sol naciente”, Claude Monet

1872

48 x 73cm

Óleo sobre lienzo

Venus de Milo, Alexandros of Antioch – Francia 

Esta es, posiblemente, la estatua más conocida de la historia y la más importante del período Helenístico. También es conocida como la “Afrodita de Milo” y su autor es desconocido, pero se le atribuye al escultor Alejandro de Antioquía.

La Venus de Milo data de entre los años 130 y 100 a. C., y se presume que es una representación de Afrodita (Venus en la mitología romana), diosa de la belleza y del amor. La estatua fue hallada por un campesino y desenterrada; aunque este excavador solicitaba un precio demasiado alto por la escultura. Finalmente, fue comprada por un embajador francés en Constantinopla, aunque el campesino había negociado la estatua con los turcos, lo que dio inicio a un conflicto entre los compradores.

La estatua es expuesta en el Museo de Louvre, Francia. 

“Venus de Milo”, Alexandros of Antioch

130 – 100 a. C.

211cm 

Mármol blanco

El grito, Edvard Munch – Noruega

“El grito” es una de las pinturas más populares de todos los tiempos; actualmente existen cuatro versiones de este cuadro de las cuales dos se encuentran en el museo Munch de Oslo, mientras que otro de estos cuadros pertenece a una colección privada.

En esta obra se muestra una figura humana en primer plano, andrógina, que simboliza la profunda angustia de un hombre en un entorno moderno. En popular paisaje del fondo es Oslo visto desde la colina de Ekeberg. Esta imagen es un auténtico ícono cultural, comparable con la popularidad de “La Gioconda” de Da Vinci o “La noche estrellada” de Van Gogh.

Esta importante obra se encuentra en la Galería Nacional en Oslo, Noruega.

“El grito”, Edvard Munch

1893

91 x 74cm 

Óleo, temple y pastel sobre cartón

Rejtan, Jan Matejko – Polonia

Esta obra data del año 1866 y fue realizada por el pintor polaco Jan Matejko. Es una de las pinturas que relatan paso a paso la estela histórica que Polonia ha ido desplegando a través del tiempo. Pero Matejko plasmó en “Rejtan” una de las características presentes en todas sus obras: los valores y principios. 

En esta pintura se representa la protesta de Tadeus Rejtan, diputado del Parlamento de la Mancomunidad Polaco-Lituana en el año 1773. Matejko capturó la emoción y la algarabía del alzamiento contra la Primera Partición de Polonia en su cuadro; esta pieza se convirtió en una imagen icónica en la historia polaca.

“Rejtan” se encuentra resguardada por Polonia en el Castillo Real de Varsovia, en donde es expuesta desde el año 1931.

“Rejtan”, Jan Matejko

1866

282 x 487cm

Óleo sobre lienzo

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli – Italia

La Venus es retratada en numerosas ocasiones a lo largo de la historia del arte, pero “El nacimiento de Venus” representa una de las obras más importantes de este tipo que aún se conservan en óptimas condiciones. 

Este cuadro fue polémico por presentar un desnudo en su tiempo con fines no religiosos, por lo que fue sumamente criticado. Además, dentro de la obra se evidencia también un componente mitológico anterior al cristianismo que, para la época, también resultaba un acto revolucionario, incluso en el mundo del arte.

La obra es conservada en la Galería de Uffizi, Italia. Esta galería es, además, una de las más visitadas del mundo porque alberga una de las colecciones de arte más ricas que existen. 

“El nacimiento de Venus”, Sandro Botticelli 

c. 1482 – 1485

278,5 x 172,5 cm

Temple sobre lienzo

Las meninas, Diego Velázquez – España

“Las meninas” es considerada la obra maestra del pintor Diego Velázquez, quien durante su trayectoria realizó numerosos cuadros que le concedieron el título de “maestro universal de la pintura”. 

El tema principal del cuadro es la Infanta Margarita de Austria; sin embargo, mientras el espectador intenta concentrarse en la protagonista del cuadro, muchas cosas pasan alrededor. Dentro del cuadro se encuentran las sirvientas de la infanta, las meninas; pero también existe un personaje invisible en medio de toda la escena: Velázquez. El pintor consiguió autoretratarse y abrir distintos espacios de luz y de sombras que, junto a un increíble dominio del espacio, hacen de esta obra una pieza incomparable en la historia de la pintura alrededor del mundo.

Este cuadro tan importante para España y para el arte universal se encuentra en el Museo del Prado, España. 
“Las meninas”, Velázquez 

1656

318 x 276cm

Óleo sobre lienzo

Que esperas para aprender de estas culturas, compra tu seguro de viaje aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario