,

¿Qué tan riesgoso es el Coronavirus y por qué no debes entrar en pánico?

Desde el inicio del año 2020 hemos estado recibiendo por todos los medios un sinfín de información sobre el coronavirus; un virus que ha existido desde hace décadas pero que parece haber mutado recientemente. Desde su aparición en Wuhan, China, parece haberse esparcido velozmente hasta cruzar el continente, luego cruzó el mundo y comenzaron a conocerse casos de coronavirus en países de Europa, América y muchos otros países asiáticos.

Para los viajeros esta ha sido una auténtica alerta roja, pues el virus se ha propagado como consecuencia del movimiento constante de personas y animales por todo el mundo; sin embargo, la alarma ha sido tan grande que nos hemos alejado un poco de la objetividad al momento de hablar del coronavirus. ¿Realmente es tan grave y mortal como nos cuentan los medios? ¡Descúbrelo en este artículo!

Para entenderlo, hay que compararlo

En vista de que no hemos conocido de cerca un virus similar, podemos comparar al coronavirus con otro virus de su familia cuyo nombre retumbó en todo el mundo para el año 2002. Estamos hablando del SARS, una enfermedad respiratoria que también apareció en China y que a pesar de que se contuvo rápidamente, se caracterizó por ser de bajo contagio pero de alta mortalidad; es justamente esto lo que la diferencia del coronavirus COVID-19.

Al hablar del SARS, podemos mencionar que uno de cada diez infectados por el virus no sobrevivía; esta estimación arrojó un total de 774 muertes. El coronavirus COVID-19 es mucho menos agresivo para el organismo, sin embargo ha provocado un mayor número de muertes gracias a la facilidad con la que puede propagarse. El SARS contagió a un total aproximado de 8 mil personas, mientras que el coronavirus ya cuenta con 80 mil afectados.

Estos números pueden sonar alarmantes, especialmente cuando los especialistas anuncian que entre el 40% y el 70% de la población mundial será infectada por el COVID-19 durante este año 2020; pero… ¿Has considerado las variables?

Lo que no te cuentan los medios: ¡pierde el miedo, pero cuídate! 

Una de las variables más determinantes que condicionan esta proyección del coronavirus es el cambio del clima según las estaciones. Algunos expertos han identificado que el virus se debilita en las altas temperaturas, esta es una de las razones por las que los países tropicales se han visto menos afectados por el contagio del COVID-19. En base a esto, se presume que con la llegada del verano, el coronavirus se hará menos frecuente y más fácil de controlar.

Pero esta variable no solo tiene que ver directamente con el cambio de temperatura, sino también con la forma en la que se desenvuelven las personas en su entorno. Durante el invierno las personas pasan menos tiempo en exteriores y se concentran mucho más en sitios pequeños; debido a la forma de contagio del coronavirus (a través de pequeñas microgotas de fluidos en contacto con otros fluidos), es más probable que se propague en invierno que en verano, cuando las personas aprecian más el espacio personal y evitan los lugares demasiado cerrados.

¿Puede afectarte el coronavirus?

Sí, puede afectarnos a todos. Sin embargo, no suele ser mortal en todos los casos. Estudios realizados por la OMS han determinado que la tasa de mortalidad se acota a una población muy específica: adultos mayores de 60 años con enfermedades crónicas (especialmente respiratorias y cardiovasculares), en su mayoría del sexo masculino.

Visto así, la angustia y la incertidumbre debe aliviarse muchísimo. Lamentablemente, los medios se han dedicado a compartir estadísticas tomadas del foco inicial del virus (China) en donde el contagio ha sido masivo y el COVID-19 ha afectado a miles de personas. 

Ahora bien, esto no quiere decir que las mujeres, personas saludables y menores de 60 años no puedan tener consecuencias fatales ante el contagio del coronavirus; pero sí es un marcador que nos invita a cuidarnos de manera consciente, sin angustia y sin estrés.

5 pasos para reducir el riesgo de contagio de coronavirus

Al saber esto, puedes relajarte un poco y respirar tranquilo. Aún así, ten en cuenta que al tomar previsiones y cuidarte, no solo estarás evitando enfermarte, sino también evitarás que el virus llegue a tu círculo más cercano:

  1. Evita el contacto cercano con personas que presenten síntomas similares a los del resfriado
  2. Cocina bien la carne, los huevos y los productos animales en general
  3. Cubre tu nariz y tu boca con pañuelos desechables cuando vayas a estornudar
  4. Lava frecuentemente tus manos con agua y jabón (o productos a base de alcohol)
  5. Evita llevarte las manos a la cara, especialmente a las vías aéreas (nariz y boca)

El coronavirus COVID-19, al igual que la influenza, se contagia fácilmente pero puede ser prevenido siguiendo los pasos básicos para mantenerte “esterilizado” o “limpio”. Si presentas síntomas, ¡no te alarmes! Evita automedicarte y acude rápidamente a un especialista para que pueda orientarte.

También te puede interesar

Cero amarillismo y más responsabilidad a la hora de difundir información sobre el coronavirus

Continúan restricciones en vuelos aéreos ante propagación del coronavirus

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario